Bucea en mi alma

Publicado por

Gabin & Dee Dee Bridgewater – Into my Soul

Algunas historias comienzan cuando uno decide embarcarse en un viaje del que no sabes ni el trayecto ni el destino final. Tan sólo un pálpito de felicidad te empuja a embarcarte en esa aventura de la que solo tienes presentimientos buenos y ganas de vivir. Entonces esperas que esa persona especial decida hacer el mismo viaje y que así tropiece en cierta manera contigo. Cuando ambos caminos se cruzan y sientes que conectáis, poco a poco vas abriendo tu corazón e invitas a la otra persona a bucear en tu alma, destapando cosas que ni imaginabas que llegarías a sentir o a vivir.

Esto es lo que nos cuenta el grupo italiano Gabin en su canción acid jazz «Into my soul», en la que abren los brazos para acoger a la persona que aman esperando a que llegue en caída libre.

Para su interpretación cuentan con la colaboración de la estadounidense Dee Dee Bridgewater, cantante de Jazz con tres Grammys y un Tony a sus espaldas.

El acid jazz nació como estilo musical a finales de los ochenta en Inglaterra, como resultado de la fusión de varios géneros, principalmente afroamericanos. Tuvo su época de auge ya en los noventa con representantes como Jamiroquai o The brand new heavies.

Con este estilo tan bailable, te invito a soltarte, aflojar los músculos y la mente y disfrutar de unos minutos de ritmo alegre y desenfadado.

Bucear en el alma de las personas que te resultan interesantes hará que encuentres detalles sorprendentes que pueden cambiar tu percepción en distintos sentidos. Pero no siempre es fácil llegar a otras personas o abrirse para que lleguen a nosotros. Aun así, esto es parte del encanto de las relaciones personales. ¿No crees?

2 comentarios

  1. En las relaciones sociales creo que el secreto es este, que el buceo merezca la pena o no. Pero cuando buceando encuentras una agradable flotabilidad, entonces has conseguido el mayor éxito posible…

    1. Exacto, porque bien sabes que hay veces que, aunque hagas una gran inmersión, finalmente no ves nada que te llame la atención pero sin embargo hay otras veces en que no esperas tanto y empiezas a descubrir tantas cosas inesperadas que todo te sorprende…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *