De cerca

Publicado por

Vicky Gastelo en el Café Libertad 8

Dos guitarras, una voz dulce pero con fuerza y un pequeño escenario en un sitio emblemático del centro de Madrid, fueron suficientes para tenerme «llorando de música» la noche del pasado viernes 6 de Mayo.

Descubrí a Vicky Gastelo en un concierto en el que colaboró con Zenet. La canción que compartió con él no era de mis favoritas, pero el duelo musical que se marcaron al final le dio toda la salsa al tema y nos enganchó a todos los espectadores, absortos en aquel simple tema sin ganas de que acabara.

Desde entonces sigo a esta artista. Además ser una gran compositora e intérprete, transmite una luz y una bondad muy auténticas. Es por esto por lo que, cuando vi que tocaba en el Café Libertad 8, sitio emblemático de Madrid, muy pequeño y con una atmósfera siempre mágica, no puede evitar comprar las entradas para poder verla de cerca.

El concierto fue maravilloso, como no podía ser de otra forma. Vicky nos contaba el origen y la historia de cada canción, compartiendo con nosotros sus momentos creativos. Tal fue su generosidad que sacó a una de sus mayores fans a cantar su «Mami dice que» (una niña pequeña de no más de 7 años).

Ella cuenta que tiene dos grandes grupos de canciones: las de desamor y las de venganza. Realmente es una contadora de historias que engancha con el público sin mucho esfuerzo.

Después de cantar buena parte de su repertorio y sus correspondientes bises, dejó su guitarra en el escenario y se colocó con su compañero en medio del público. Yo ya pensaba que aquello había terminado y que, como chica amable que es, iba a saludar a su público. Cuál sería mi sorpresa cuando se pusieron a cantar mi canción favorita de ella (que yo pensaba que ya no la escucharía).

«Aunque no sea yo», es una preciosidad de canción de las que, como me pille sensiblona, me paraliza y emociona a partes iguales. Aquí os dejo su vídeo, aunque sobra decir que en directo y cantando entre el público pone el vello de punta:

Después de este momento indescriptible, se quedó hablando con todos y cada uno de nosotros y, como buena anfitriona, nos fue preguntando qué tal lo habíamos pasado, parándose con cada uno todo el tiempo que cada uno requirió.

Gracias Vicky por tu generosidad, por tantas historias (dentro y fuera de las canciones) y por hacernos vivir estos momentos a los que yo considero históricos.

Puedes compartir esta página en...

4 comentarios

  1. Qué chulo ese escenario íntimo, suave y dulce con alguien con talento y por lo que dices, cercanía.
    Bonita voz y bonita la fotografía de ambas.

  2. Las noches en Libertad 8 siempre son mágicas, y con Gastelo más. Yo la conocí por un cover de «Será» de Laura Ordoñez, y me encantó. Es muy buena cantante pero mejor persona 🙂 Volveremos al mar!

    1. Sí! Totalmente de acuerdo contigo. El Café Libertad 8 siempre crea noches mágicas. Es increíble la energía que se respira allí. Y Vicky Gastelo, qué delicia de persona. Y en directo y en las distancias cortas es totalmente cautivadora. Gracias Guada! Besos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.