Descartes

Publicado por

Alaska y Dinarama – Ni tu ni nadie

El método de selección de la canción que representa a España en el festival de Eurovisión, varía cada año. En algunas ocasiones es Televisión Española quien selecciona directamente el tema a puerta cerrada, pero existen otras ocasiones en las que TVE organiza diferentes tipos de concursos donde se exponen todas las candidatas y se deja en manos del público la decisión final.

Este año se ha vuelto a organizar a finales de Enero un concurso clásico, el Festival de Benidorm, donde se seleccionará la canción que viajará el próximo Mayo a Turín (Italia), representando a nuestro país. En él podremos escuchar a 14 concursantes con distintas propuestas y será un jurado experto (50%) junto con el voto del público (50%) quien decidirá el ganador de este evento.

Así que 1 canción ganará y las otras 13 no irán a Eurovisión, aunque eso no significa necesariamente haber fracasado. Existen muchas canciones no elegidas para Eurovisión que al final han tenido mucho más éxito que la canción ganadora. Así, sin pensar mucho, nos acordamos rápidamente de la reciente «Lo Malo» de Aitana y Ana Guerra, «Corazón Latino» de David Bisbal, «La revolución sexual» de La Casa Azul o «Yo quiero bailar» de Sonia y Selena.

Seguramente estas canciones no cambiarían su éxito actual por una representación en el festival de Eurovisión.

Lo mismo le pasó a «Ni tu ni nadie» de Alaska y Dinarama. Fue propuesta por el grupo para el Festival en 1985, pero no fue seleccionada en favor de «La fiesta terminó» de Paloma San Basilio. Quizá fue demasiado trasgresora para la época y la comisión no terminaba de ver al grupo irrumpiendo en el festival con su estética tan punk y una vocalista nada usual.

Aún así, esta canción ha pasado a ser uno de los éxitos históricos del pop español de los 80 que, incluso a día de hoy, se cuela en todas las fiestas en las que se apuesta por la diversión, haciendo que todo el mundo la cante de principio a fin.

Por tanto, no ser el seleccionado no siempre significa fracasar. Quizá la vida te está reservando alguna sorpresa mucho más gratificante que aquello que tenías en mente al principio.

¿Te ha ocurrido alguna vez el haber tenido éxito «a la segunda»?

Cuéntanos tu historia. Seguro que animas a mucha gente a no «decaer a la primera».

Puedes compartir esta página en...

2 comentarios

  1. Desde luego que no ser el seleccionado no siempre es un fracaso. Al fin y al cabo debe haber alguien que decida y ese alguien tiene sus propios criterios y subjetividades aunque sea un gran profesional como jurado.
    Y a mi si me ha sucedido alguna vez tener éxito a la segunda (escasísimas veces) más bien he tenido éxito a la décima, trigésimo quinta y la mayor de las veces sigo sin tenerlo. Eso si siempre si se mira bajo el prisma de un jurado y de un proceso selectivo. Un abrazo y enhorabuena por la entrada.

    1. Pues claro Sergio, lo importante es seguir haciendo lo que a uno le gusta y en lo que cree… A veces el éxito depende más de lo que nosotros sintamos que de lo que otros opinen… aunque sí que es verdad que esas opiniones a veces nos ayudan a confirmar si vamos por el buen camino… Muchas gracias!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.