No existen las casualidades

Publicado por

Zenet

Este artículo rompe con mi línea habitual porque, en esta ocasión, no hablaré sobre una canción en concreto, sino sobre un artista al que he tenido el placer de escuchar en directo recientemente.

Me encanta ir a conciertos porque me encanta la música en directo. Si escuchar música me hace vibrar en diferentes frecuencias en función de su melodía y su letra, escucharla en directo hace que afloren en mí sentimientos muy apasionantes. Siento como cada instrumento y cada frase traspasa literalmente los poros de mi piel hasta llegar a tocar mis órganos removiendo mi interior. Admito que llego con frecuencia a la lágrima emocional.

El pasado domingo 21 de Noviembre por la mañana asistí al concierto que dio Zenet en la Gran Vía Madrid. Iba muy ilusionada porque, además de que la música de Zenet me encanta, le había visto «casualmente» una semana antes por la calle y me había comentado que iba a ser algo muy cercano y especial y que iba a llevar algún invitado sorpresa.

Desde el primer instante en que Zenet y su banda tocaron el escenario, empezó a generarse un ambiente mágico en aquel pequeño teatro. Un escenario austero, totalmente negro, cuatro músicos formidables y un artista que gana en las distancias cortas, hacían que toda la sala (llena hasta la bandera, por cierto), sintiéramos que cada canción estaba interpretada para cada uno de nosotros. A la calidad musical, Zenet sumaba pequeñas historias antes de cada canción, en las que contaba anécdotas sobre ellas antes de cantarlas, lo que para mí fue un valor añadido.

Y yo, con lo que me gusta la música (sobre todo en directo), lo que provoca y lo que remueve por dentro de los corazones, las mentes y las almas, de repente me encuentro en un concierto donde el artista nos cuenta lo que siente con cada canción que interpreta. ¿Casualidad?

Os confieso que antes de ir al concierto había empezado una entrada en mi línea habitual sobre una de sus canciones, en la que yo declaraba que me hubiera gustado ser la protagonista de su «Me gustas» y que alguien me la hubiera dedicado.

En el concierto, él comentaba que algunas canciones nos gustan porque nos vemos reflejados en ellas, parecen que han sido escritas para nosotros. Por el contrario, otras canciones nos gustan porque, aunque no nos hayan pasado, nos parecen historias tan bonitas que nos encantaría ser los protagonistas de esa historia. ¿Casualidad? Aunque él contaba esto para introducir su «Un beso de esos», sentí que realmente estaba alineada con él, que sentimos la música de la misma forma (salvando las distancias, claro). A esto añadió que hay otras ocasiones en las que una melodía y una letra con cierta sonoridad te atrapan sin necesidad de entender lo que dice. Confesaba que a él le había pasado de pequeño, escuchar canciones en Inglés (sin saber nada de Inglés) que le encantaban y que luego al traducirlas terminaban defraudando (él lo contaba con mucha gracia).

También contaba que su «Mil veces prefiero» estuvo mucho tiempo en un cajón porque no terminaba de identificarse con ella. Finalmente alguien le dio la clave para hacerla suya y el resultado no hay más que oírlo.

Además, tuvo tres invitados que le acompañaron en temas emblemáticos.

Para interpretar «Entre tu balcón y mi ventana» contó con la colaboración de Vicky Gastelo, con quien terminó haciendo un «duelo de voces» que le puso toda la salsa a la canción.

Su versión de «Contigo» con Roko fue sublime. Mientras la interpretaron, todo el público nos quedamos paralizados escuchando atentos para no perdernos ni un suspiro.

Y me pareció espléndido por su parte el compartir su gran éxito «Soñar contigo» con Pepe Borrero, un concursante de La Voz quien confiesa que esta canción es la banda sonora de su vida. Juntos nos hicieron disfrutarla con toda la pasión que la canción merece.

Para rematar el día, cuando terminó el concierto, Zenet salió a firmar autógrafos. Me quedé hasta el final y estuve observando cómo conectaba con cada fan y como le dedicaba a cada uno el tiempo que consideraba necesario. Me pareció muy generoso en ese sentido. Cuando por fin me tocó, le pedí que me firmara la entrada. Su dedicatoria, que leí al día siguiente, dice así: «Mónica! no existen las casualidades».

No puedo estar más de acuerdo con él a la vez que agradecida infinitamente por la dedicatoria tan apropiada.

Si tienes la oportunidad de ir a verle, no te lo pierdas porque no te dejará indiferente. Imposible salir de sus conciertos sin una sonrisa en la cara y sin el corazón contento. Encontrarás la combinación perfecta entre música, voz, humor, sentimientos, anécdotas y mucho flow, todo ello dirigido por un maestro de ceremonias que es un artista completo y que con sus interpretaciones, sus narraciones, sus bailes y sus interacciones con el público cautiva hasta al más incrédulo.

Y es que Zenet es un artista muy completo. Además de cantante, autor, actor, mimo y bailarín, también libera su arte en la pintura. Tiene tanto por descubrir que te recomiendo que entres en su web https://zenetoficial.com/.

Zenet, Eres más de lo que se adivina. Fue por casualidad que tú volvieras al mismo lugar y en la misma fecha donde me encontré Contigo. Déjame que presuma de ti un poquito y escriba sobre lo que Me Gustas. Quién sabe si a lo mejor de otra vida anterior te vengo siguiendo el rastro. Prefiero creer que es cuestión de tiempo, que lo que se sueña se acaba cumpliendo. Sé que estás pensando en mí, así que llámame si te surge, si te vengo a la cabeza. ¿Cómo será si algún día volvemos a encontrarnos?

Y por cierto, cuéntame una cosa. ¿Qué tenéis allí, por debajo de Madrid, justo desde donde empieza el mar, que es cuna de tantos buenos artistas?

6 comentarios

    1. Me alegro de que lo hayas descubierto. Cada vez hay más artistas que tocan el corazón porque cantan con las entrañas y desnudan sus sentimientos. Y eso es lo que muchas veces necesitamos.

  1. Una auténtica maravilla a nivel musical y de actitud en el escenario. Totalmente de acuerdo en todo como ya sabes. 😍

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *