Sueños

Tus sueños más salvajes

Publicado por

Taylor Swift – Wildest Dreams

Y versión instrumental por Adam Fediy

Aunque algunas personas opinan que los sueños no tienen ninguna transcendencia, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones son una conexión con nuestra realidad y reflejan diferentes aspectos de nuestra vida. Nuestros sueños siempre hablan de nosotros mismos, de alguna u otra forma. A veces estos sueños están marcados por un claro surrealismo de lógica incomprensible, pero todos ellos tienen una interpretación posible.

Nuestra mente es muy compleja con límites racionales que desaparecen en los sueños. Es por esto por lo que en algunas ocasiones nuestros sueños, donde ya no hay límites, se hacen increíblemente salvajes, destapando los deseos e instintos más ocultos de nuestro inconsciente.

Taylor Swift lanzó su canción «Wildest Dreams» (Los sueños más salvajes) en 2014 donde, ante el inminente fin de su relación, ella implora al hombre del que está enamorada que siempre la recuerde, aunque sea en sus sueños más salvajes.

Os confieso que yo he redescubierto este tema escuchando la banda sonora de la serie de «Los Bridgerton». Esta versión instrumental me encanta, incluso a veces me parece más pasional que la original. Es curioso como los instrumentos también cuentan cosas y nos hacen sentir determinadas emociones.

Aquí os dejo las dos versiones. Decidme cuál os gusta más.

Los sueños más salvajes suelen ser inconfesables pero os invito a estar atentos a ellos e intentar descifrar qué hay en nuestro inconsciente que provoca esas historias que nos auto-contamos. Quizá esto permita entendernos a nosotros mismos a través de nuestro inconsciente.

Y tú ¿Qué tipo de relación tienes con tus sueños? ¿Eres de los que suele recordarlos? ¿Has tenido algún sueño premonitorio? ¿Y algún sueño lúcido? ¿Recuerdas algún sueño que te haya revelado algo sobre ti que desconocías? ¿O sobre otra persona? ¿Alguna buena idea que haya llegado a tu mente a través de un sueño? ¿Algún sueño salvaje? ¿Algún deseo cumplido?

Puedes compartir esta página en...

6 comentarios

  1. Pues a mi me gustan las dos versiones. La original para escuchar mientras conduzco por ejemplo y la instrumental para un momento de relajación apoyado en esos instrumentos tan mágicos como los violines.
    En cuanto a mis sueños… tengo pocos que se puedan contar, pero porque son muy extraños y surrealistas y no puedo explicarlos o los olvido rápido con la luz del nuevo día.
    Pero una cosa buena y relevante que saqué de un sueño fue la idea para concebir mi primera novela. A veces tener una mente surrealista ayuda a crear.
    Lo que sí es cierto es que el mundo onírico es remanente sugerente.

    1. Sí, cada versión tiene su momento.
      En cuanto a los sueños, muchos grandes artistas han confesado que sus mejoras horas son producto de sus sueños. Ese mundo paralelo, siempre nos habla sobre nosotros, por raro que parezca.

  2. Hace 7 años nos vimos por primera vez en aquella tienda del centro comercial.
    Fue poner un pie dentro y empezaste lo que a mí me pareció una danza seductora muy provocativa. No buscabas nada en realidad y no mirabas nada con interés. Sólo pretendías destacar por encima del resto. No hacía falta.
    Esa mirada negra azabache y ese pelo ensortijado fue puro magnetismo instantáneo.
    No suelo ser valiente. Nunca tomo decisiones rápidas, pero aquel día… en aquel momento, supe que pasara lo que pasara saldríamos juntos por esa puerta.

    Acostumbrarse el uno al otro ha sido un juego divertido. Estamos predestinados.
    Mi primer regalo fue un collar a juego con tus ojos. Tenía un colgante de plata, en forma de corazón, en el que grabé nuestros nombres. No te separas nunca de él. El primero tuyo fue quererme sin condiciones. Cómo separarme de ti…

    Friolera como todas, te tapas con una manta mientras veo una serie a la que tú no le haces ni caso. Caes en un sueño profundo y yo te miro desde el otro lado del sillón, sintiéndome muy afortunado.
    A veces soy yo al que vence primero el sopor. Morfeo hace que corra veloz por selvas y desiertos. La luna como testigo y el horizonte como destino. Tú como la mejor compañía, doblemente soñada…

    Aunque los tuyos te salen de manera natural, ambos tenemos sueños salvajes.

    Te quiero Laika, fox terrier de mi corazón.

    1. vmanoso, qué relato tan bonito. Los sueños más salvajes despiertan nuestros instintos más básicos y conectan con los sueños salvajes de nuestros semejantes. Compartirlos con quien los protagoniza, inevitablemente crea un vínculo entre ambos. Me encantan tus relatos! Gracias por compartirlos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.