Bye bye, Musa

Publicado por

Qué triste me puse ayer cuando me enteré de la muerte de Olivia Newton-John. Tras 30 años de dura lucha contra el cáncer de mama, nos deja este mito, una belleza dulce, nada exuberante pero que se convirtió en icono a finales de los 70 cuando interpretó a la inolvidable Sandy en la histórica Grease. Aunque ella siempre decía que se sentía más cómoda como cantante que como actriz, lo cierto es que su trabajo en esta película musical fue el que le catapultó al éxito para siempre.

Sin embargo, esta película no fue la única en la que participó. Después del éxito apabullante de Grease en 1978, Olivia participó en otra película de fantasía en 1980 llamada Xanadú. En ella, interpreta a una Musa que inspira a un pintor de carteles promocionales a montar una sala de fiestas, ayudado por un antiguo director de orquesta (interpretado por Gene Kelly) convertido en magnate de la construcción (y que es el que pone toda la pasta en este proyecto). Si no habéis visto la película, os recomiendo que la veáis y que disfrutéis de todos sus números musicales en los que Olivia Newton-John y Gene Kelly cantan y bailan con la elegancia que les caracteriza.

Esta película no tuvo todo el éxito esperado a pesar de su reparto y su banda sonora, a cargo de la propia Olivia, la ELO (Electric Light Orchestra) y Cliff Richard. Aun así, está dentro de mis favoritas de siempre. Está llena de música (curiosamente la película empieza con la canción «I’m alive» / Estoy vivo), amor naif, ilusión y sueños cumplidos. Sin complicaciones. Estoy convencida de que Olivia ha sido la Musa de grandes creaciones y de que ha inspirado a mucha gente, dentro y fuera de esta película. Así que, desde aquí mi «adiós» más sentido a esta cantante y actriz que, para mí, cumplía la regla de «menos es más»… sencilla pero poderosamente atractiva y muy muy querida, tanto entre el público como entre sus compañeros de profesión.

Las “casualidades de la vida” han hecho que Olivia nos deje un 8 del 8, día del año en el que, Astrológicamente, se abre un portal energético que favorece la elevación de deseos… no puedo evitar pensar en ella volviendo a su cielo particular como lo hace en la peli, y finalmente cumpliendo sus deseos… (como diría Constantino Martínez Orts de la FSO, no es spoiler, habéis tenido 40 años para verla…)

Estos días las redes se inundan de lágrimas y de mensajes de cariño hacia ella, es de esas personas que no te imaginas que un día vayan a faltar… aun así, su alma permanecerá siempre entre nosotros y continuará siendo esa Musa que inspira en cualquiera de sus facetas… Un abrazo fuerte y hasta siempre Sandy, Kira… inolvidable Olivia.

Puedes compartir esta página en...

2 comentarios

  1. Gracias por el artículo, inolvidable Olivia, musa de generaciones enteras y una mujer que traspasaba la pantalla con su gracia… como bien dices, somos lo que hacemos y su alma se queda para siempre.

    sniff, sniff 🙁

    1. Sí Ramiro, imposible no haber estado enamorado de ella. Bella, luminosa y llena de bondad como pocas… Siempre quedará en nuestras memorias. Eterna Olivia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.